jueves, 14 de febrero de 2008

ALL YOU NEED IS LOVE!!!!




Si es 14 de febrero y mi correo esta atiborrado de texto noños y caritas felices o tarjetitas rosas…Pero una en particular llamó mi atención porque nadie pudo describir mejor mi sentimientos ante una fecha tan producto de la mercadotecnia como esta. Mi cuñada y yo casi no hablamos, pero cuando intercambiamos ideas surge algo así:


> Ya sabes, no acostumbro enviar este tipo de correos pero este año decidí compartir contigo lo que pienso al respecto. > No soy seguidora de este tipo de fechas, por lo general las encuentro fastidiosas. No es que no crea en el amor, en realidad creo que es la energía más poderosa del universo, por él somos capaces de hacer las cosas más maravillosas y sobretodo las más desinteresadas. Somos capaces de olvidarnos de nuestro Yo y poner delante nuestro a lo que más amamos.> Creo en el amor. En lo que no creo es en la humanidad. Guerras, corrupción, abuso de poder, envidia, animales en peligro de extinción, calentamiento global, contaminación, tráfico de niños, sacerdotes pederastas, apatía, egoísmo, control, discriminación, you name it… ¿Dónde están todas estas personas que hoy deciden celebrar al amor? Yo veo gente comprando flores, regalos, tarjetas, globos, atascan los restaurantes, etc… proclamando su amor a las personas que conocen. ¿Dónde está toda esta gente creyente del amor cuando se le necesita?
Se necesita amor para detener una guerra, para detener las injusticias, para cuidar de nuestro planeta, de nuestra tierra, para ver por nuestra patria. Cuidar de nuestros niños, elegir a nuestros gobernantes. Se necesita de este acto desinteresado pero valiente para alzar la voz cuando es necesario, ver por nuestro prójimo, dar la mano al necesitado, hasta para dar un lugar en el metro ¡carajo!>Creo en el amor… pero al abrir los ojos y mirar a mi alrededor, no puedo evitar pensar en cuánta falta nos hace. De verdad creo que si el verdadero amor hablara a través de todos los que hoy lo celebran, este mundo sería otro, sería un mundo feliz.
> Hoy, aprovecho la fecha no para desearte Feliz 14 de febrero, ni para mandarte abrazos, aprovecho para decirte: este mundo necesita de tu amor, necesita más que un día de celebración del amor. Se valiente, ama de verdad.> Gracias por leerme, ahora puedes borrar este correo y mandarme al carajo…


Mayra>


Nothing you can make that can’t be made.
> No one you can save that can’t be saved.

> Nothing you can do but you can learn how to be you in time.
> It’s easy. > All you need is love.


Gracias May…definitivamente para AMAR verdaderamente, hay que ser VALIENTES.

6 comentarios:

Edgar Clement dijo...

Ya estamos por acá.
:)

Besos.

Perravida dijo...

MAESTRO!!!!!! Es todo un honor para mí que usted visite este humildísimo ciber-cantón!

Pásele a lo barrido.
Bienvenido. Besos de regreso para usted.

Unicornio dijo...

Hola!

Vagando momentáneamente por los blogs de amigos y colegas, y con la curiosidad que caracteriza a los de mi especie, llegué hasta acá, para dejar un saludo y para pensar en lo que escribes.

Sí, mucho de lo dicho acerca del "Amor" y de la Humanidad es cierto. Pero también hay muchos lugares comunes. Es como cuando ocurren las grandes tragedias: Todo el mundo recuerda a Hitler, por ejemplo. Pero nadie conoce (ni conocerá) a los héroes anónimos que lo detuvieron, incluso sacrificando sus vidas por otras personas que nunca conocerían, ni conocieron.

Por ejemplo, casi nadie sabe la historia de Carl von Ossietzky, pacifista alemán que se opuso al militarismo alemán (a pesar de, o justamente por, haber peleado en la 1ra. Guerra Mundial) y en última instancia, a loz nazis. Fue torturado, encarcelado y a pesar de eso, no dejó de luchar por lo que creía importante.

Le dieron el Nobel en 1936, a pesar de las presiones y amenazas de Hitler en contra de los miembros del comité Nobel (y en un acto de valor que enalteció a ese comité). Sin embargo, Carl no pudo recibir su premio: murió de tuberculosis en la cárcel. ¿El premio? Desapareció en manos de un abogángster, perdón, abogadete de Berlín.

Quizás eso haga decir: "¿ya ven?, ¡los infames siempre se salen con la suya!". No. Es al revés. Su obra alertó a Europa y así pudieron evitarse más pérdidas humanas. ¿El abogadillo aquél? Cayó (con todo y dinero mal habido) como la mayoría de sus ciudadanos a finales del horror de la II Guerra, que ellos mismos provocaron.

Lo que acaba con las personas, las naciones o las civilizaciones, no es la falta de "amor" (porque el Amor nunca falta: lo que pasa es que lo definimos mal). Es la desesperanza, la falta de confianza. Cuando el espíritu cree que ya no hay nada que hacer, ahí está el final.

Buen blog. Buen tema. ¡Buen Día!

Con fortificantes saludos, se despide por el momento,

el curioso Caballito con Cuerno...

P.D. ¡Y que tengas un Luminoso Día, dondequiera que estés! ¡Hasta Pronto!

Unicornio dijo...

Fe de erratas:

Parece que mi PC tiene el "azento" de "Zelaya" (broma pesada dedicada a la "Zeñora" de Fox). De modo que al decir "...loz nazis..." haz de cuenta que se lee "...LOS NAZIS...".

Zaludoz... ¡no, perdón! Quise decir, ¡Saludos! ¡Hasta la próxima!

Atte.
el "Zonzo" Unicornio...

Perravida dijo...

Unicornio, no pida disculpas yo tambien recurro rete harto a la fe de ratas...perdon fe de erratas...jajajajajaja.

Muchas veces escribo tan rápido que no me doy cuenta de los horrores ortográficos...además al UNICORNIO AZUL QUE AYER SE ME PERDIO, PASTANDO LO DEJE Y DESAPARECIÓ... se le perdona todo
:D

Gracias por escribir en mi blog, BIENVENIDO, creo que vienes del de doña Cuquis que es bien chipocluda pa la historia...

Y ahora que mencionas el caso del exterminio judío en manos de los nazis durante la segunda GM, hay grandes JUDIOS, como dice mi master Clement bien "chingones", ser chido no es una cuestión de nacionalidad, es de espiritualidad...

Nadie recordará a los gandallas mediocres, grises y opacos...todos recordaremos a Ana Frank, Dunia, Olga, Víctor, Carl y otros miles que a pesar de haber muerto, siempre un sobreviviente nos contó su historia...y la seguiremos contando.

Dicen que la historia la escriben los vencedores no los vencidos, y tienen razón...los vencedores de la muerte, del olvido, del AMOR, sobre el odio, del coraje...siento que estamos pensando en que al final siempre ganan los gandallas y no es así...yo pienso que es al revés: el que se muestra débil se convierte en el más fuerte...

Muchísimos besos
P.D: HAGAN EL AMOR Y NO LA GUERRA!!!!!

Unicornio dijo...

Hola de nuevo!

Otra vez ando por acá, así como después ando por allá, jejeje. (La curiosidad mató al gato, pero hizo vagabundo al Unicornio).

Me gusta la Historia, por la misma razón que me gusta la Medicina y ls Física: uno puede aprender de los errores, y recrear mejores cosas y apuntar a mejores sueños.

Gracias por la visita y comentarios.

Y que tengas un fructífero inicio de semana.

Con mis mejores deseos,

el vago del Unicornio.