viernes, 11 de abril de 2008

Nota periodística para la reflexión

Esta nota me dejó sin palabras. A ver que opinan los blogis.

CUESTION DE GENERO
Abril 8, 2008
Jessica Caballero

En este tiempo de reconocimiento a la mujer y sus valores, donde se crean programas de atención y desarrollo, habría que regresar a lo esencial. Lo cierto es que la mujer, a pesar de tanto progreso, sigue su tránsito por procesos dolorosos y penosos económicamente.
Hoy día una mujer soltera con un hijo pequeño tendría que ganar alrededor de 10 mil pesos mensuales para poder solventar gastos esenciales de alimentación, educación decorosa, casa, gas, luz y transporte.
¿Cuántas mujeres, madres solteras con uno o más hijos pueden acceder a un salario de esa naturaleza? ¿Son suficientes los programas de desarrollo social implementados por instancias gubernamentales?
La respuesta no es sencilla. Es también de valorarse que los esfuerzos no han sido los que se requieren. Vayámonos por partes. Cuando un hombre sale de casa, la oficina o la escuela, es capaz de gastar mínimo 30 pesos en un par de tacos y un refresco sin ningún problema, pero si su mujer le pidiera esos mismos treinta pesos para un desodorante, ¿se los daría sin reparos?
Le podría ese mismo trabajador agradecer honestamente al menos el profundo acto de amor que significa tener un plato de sopa en la mesa. Esta cuestión de género es un caleidoscopio difícil y complejo, las mujeres hemos avanzado en nuestro desarrollo personal pero, ¿qué hay del entendimiento a nivel humano?
Alguien cercano y muy querido me decía que “la mujer en los genes posee una clase de martirilogio imposible de tolerar”. Es por eso que escritoras, amas de casa, profesionistas, empleadas domésticas, en algún momento de nuestras vidas necesitamos el reconocimiento de que existimos.
¿Por qué permitimos el maltrato?, ¿en qué momento el intelectual que tanto amamos se transforma en golpeador, el padre amoroso en irresponsable, el hombre brillante en caníbal? ¿Cómo es que llegamos a esto, a los hospitales, la morgue… a la depresión y al tránsito por los infiernos mentales?
Desde pequeñas se nos enseña a levantarnos, sacudir las rodillas, volver al camino… en todo ese proceso algo se pierde porque no nos es dado el derecho ni siquiera a llorar a gusto cuando una fractura de este tamaño sucede. Cuando tenemos hijos, en la mayoría de los casos, nos nulificamos.
He conocido mujeres que después de dar a luz no han podido volver a una cita con su ginecólogo, aunque sus hijos tengan cuatro años. En el asunto de darles lo mejor y en ocasiones sólo lo indispensable, se olvidan de que existen y se convierte en un proceso viciado en el que la nulidad como ser humano genera frustración y menosprecio hacia sí mismas.
¿Qué hay de aquellas mujeres que en el lapso de separación han sido vejadas emocionalmente una y otra vez por sus compañeros de años? ¿Cómo definir esta clase de maltrato, ya no en una cuestión de género, simplemente en la condición de seres humanos?
Resulta extraordinario pensar en los múltiples escenarios que transforman a un ser humano en bestia. Porque he de decirlo con todas sus letras, en mucho las relaciones humanas se han tornado bestiales. Pareciera de los más normal el dato de que cada 18 segundos una mujer mexicana es violentada sexualmente o que la segunda causa de muerte femenina es debida a una acto de agresión ejecutado contra su integridad. Es decir, nos están matando con violencia.
Vayámonos de nuevo a lo sustancial, ¿qué es lo que detona en los caballeros el maltrato, la agresión?
En cuanto a la formación de los hijos hombres, debemos reconocer que nuestra ingerencia en su formación determinará la forma respetuosa en que en un futuro traten a sus esposas, amantes, hijas y compañeras. ¿De dónde nos viene el hábito malsano de pronunciar frases como “agarren a sus gallinas, que mi gallo anda suelto” o el insoportable decir “los hombres no lloran”? ¿Qué hay del “todo está permitido mientras cumplas en casa?”.
Considero que debemos tomar muy en cuenta esta clase de cosas que marcarán a las generaciones venideras.
También reconozco que existen actualmente esfuerzos, bien intencionados como la creación de organismos como Mediación y Conciliación, pero la certeza legal no es la misma que la emocional y mucho menos una pensión alimenticia puede resarcir el daño psicológico para todos los miembros de una familia fragmentada.
Una opción que me parece justa es la que sucede en España, donde la responsabilidad moral y económica de las familias en una situación es del 50 por ciento. Ojo, repito, moral y económicamente están legisladas.
Ojalá que en un futuro cercano podamos sentarnos a la mesa y hablar de estos temas sin tapujos, prejuicios y reveses, y que realmente desarrollamos como ciudadanos una cultura a favor de la familia pero, sobre todo, en pro de nuestro país.
Ahhh y pues ahí les recomiendo que le den una leidita a "Mujeres que aman demasiado"

14 comentarios:

Padrenatas dijo...

Muy buen artículo.

Es cierto, luego las madres tienden a actitudes en las cuales sacrifican todo, digamos que se inmolan y luego son vistas como estorbos.

Sólo van una vez al ginecólogo, pero luego sólo son visitas al pediatra.

Un gran saludo, me gusta mucho tu blog.

Vidita dijo...

Gracias padre por sus reconfortantes visitas!

Si la abnegación de las madres mexicanas raya en muchas ocasiones en la pendejez...somos vistas como mujeres puras y perfectas que despues de parir no somos mas que MADRES, pero eso es un error seguimos siendo seres humanos, con deseos, sueños, pasiones...la mujer debe ser mucho mas que una MADRE...

Cuquita la Pistolera dijo...

Hijole, a mi no me gustó mucho el artículo. No tiene nada de feminista. Qué sarcasmo, es un llamado a las mujeres maltratadas y no a los hombres que las maltratan. No he leído el librito que recomienda la autora pero según me han contado es de esos best sellers carentes de profundización en donde presentan estereotipos de mujeres con los cuales la lectora se siente "profundamente identificada."
Para acabar con la violencia de género TODOS, hombres y mujeres debemos actuar.
Cariños Gabriela.

Unicornio dijo...

Nuevamente, creo que es cuestión de educación.

Poniéndolo fría y "tecnológicamente" (¿¡se puede hacer esto?!): como "programemos" a nuestras futuras "supercomputadoras" (léase, "hijos del siglo XXI") dependerá si estos esquemas, de todos tan conocidos, pero por la gran mayoría, también soslayados, continúan sobreviviendo en nuestros "genes sociales".

Agragaría a lo que comenta Cuquita: también es labor, no sólo de Ambos sexos, sino al mismo tiempo de Amor...

PERO DE AMOR A UNO MISMO. De recuperar el Amor a nuestras personas, a nuestros pensamientos, a nuestros sentimientos. En UNA palabra, a recuperar aquél concepto tan antiguo, poderoso y olvidado, que los ancestros unicornianos llamaban... déjenme ver si me acuerdo... ¡ahh, sí!:

DIGNIDAD.

Saludos afectuosos desde los súbitos y reconfortantes fríos de estos lares.

inopinadamente, se despide,

el solemne Unicornio.

Vidita dijo...

Cuquita, creo sinceramente que en efecto no tiene nada de feminista, y eso es lo interesante del articulo porque simplemente refleja la situación que se vive cotidianamente en muchos hogares mexicanos (uno de esos es el mío) Es decir, uno como madre soltera se tiene que fletar lo triple que una mujer "decentemente" casada, lo curioso es que son más maltratadas las casadas que nosotras las solteras. A nosotras las madres solteras el sistema nos maltrata de otra forma en lo social y lo económico, pero la cuestión es ¿hasta donde permitimos que nos maltraten?

Lo del librito, pues a mí mi psicologo me lo dio luego de mi agudo cuadro de depresión despues de mi separación y si es un bestseller de un chorro de historias sin mucha técnica solo es como un diario de mujeres que se entregaron en demasía a hombres que no daban el cincuenta por ciento en una relación...todas tienen el prototipo de relaciones codependientes y eso es un cuadro de abuso emocional, como tambien fue mi caso, pero pues ahi la llevo. Ya no me resultan tan atractivos los "chicos problema" por ejemplo.

Y estoy de acuerdo en legislar el abuso emocional pero no con payazadas como esa de legislar el "desamor" esa es una jalaba, mejor que legislen el abandono de los hijos eso si que estaría interesante, no solo desde el punto de vista económico sino tambien el emocional.

GRacias por escribir manis. Besote

Vidita dijo...

Unicornio:
Diste en el clavo, cada uno de nosotros tenemos que rescatar nuestra DIGNIDAD y AUTOESTIMA, aunque te manden muchas a la lona.

Sí la violencia es responsabilidad de todos(as) y habrá que educar a los que vienen en AMOR y TOLERANCIA.

Ya se le extrañaba caballito gracias por escribirme.

Bechotototototote

Bar dijo...

Igual me parecio tibio el artículo, aunque el planteamiento es bastante certero, ¿Cuantas madres no educan a sus hijos como machines?.Por otro lado cuantas mujeres no excusan a sus parejas: "es que así lo educaron", como si los animalitos del señor no tuvieran dos dedos de frente y un poco de sentido común, como si ellas no tuvieran AUTOESTIMA.

Por otro lado en donde dice que en le momento de ser mamá te tienes que olvidar de tus necesidades como ser humano.

¡Chale!

Vidita dijo...

Bueno BAr no dice que todas lo hagamos, pero la gran mayoría sí...es decir para el marido o la pareja en muchos casos la mujer que se convierte en madre pues es solo eso LA MADRE DE SUS HIJOS, y luego ya ni se la coge, es decir se busca otra chamacona joven...

Y entonces muchas mujeres se ponen en el plan de "ayy yo tan sufrida y abnegada, yo que te he dado mi juventud y mi belleza...se convierten en aMARGAs LOPEZ remasterizadas...

jajajajajajajaja

Bar dijo...

No no todas lo hacen, si no ¿que sería eun servidor?

Christian Ordóñez Bueno dijo...

Gracias por el comentario a la foto.
El sábado mi primo y yo fuimos al depa de Pepe Quintero. Hartos famosos (nosotros incluidos, ja). Nomás que como antes fuimos al fut, ya no avisé. Empapadota que nos dimos. Al final, como era previsible, los cruzazulinos salimos ganones.
¡Ah! también escribo para avisar de este blog casi nuevo: http://maquinadeimagenes.blogspot.com

Christian Ordóñez Bueno dijo...

Y este otro: http://hilus.wordpress.com

Christian Ordóñez Bueno dijo...

Ricardo Peláez Goycochea y Luis Fernando Enríquez, respectivamente.

Vidita dijo...

BAr!!!! a que caray usté siempre con sus comentarios atinadísimos.
¿A poco no las mamás somos rete sexis y más cuando acabamos de pasar por el periodo de amamantamiento? Se nos ponen las bubbies rete frondozonas y nosotras retecachondas!
jajajajajajajajajajajaja
Besos BAr.

Vidita dijo...

RICARDO PELAEZ!!!!!
A que recuerdos que cosas tan lindas caray, el me regaló un diablito con una rosa en la mano izquierda y una caricaturita del rockdrigo gonzález el profeta del nopal... Que chidos recuerdos has traido a mi memoria Chris...gracias

Por cierto no le he escrito pues ando en argüendes financieros bastante interesantes, ya le contaré. Pero este mes ha estado movidito desde el cumple de mi cachorra, su cumpleaños seis parece cabalístico pues trajo buenas nuevas.

besos