lunes, 5 de mayo de 2008

Táctica y estrategia de Mario Benedetti.




Honor a quién honor merece. Este poema hizo trascendente mi amor adolescente, me dio ímpetu para intentar salvar lo insalvable. Fuiste tu poeta, quien logró con sus letras que la amargura de mis primeras lágrimas de amor, se transformaran en bálsamo, en recuerdo dulce de la antigua infancia.



Mi táctica es mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda
y más simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo
ni sé con qué pretexto
por fin me necesites.

10 comentarios:

Gaider Abdul Al-Hazred dijo...

Hola PERRA VIDA.

Solo pase a saludar.

Buen poema, me ha gustado.
¿Ya te leíste las bodas del cielo y el infierno de Blake?
Yo sólo he leído fragmentos pero es de la poca poesía que aguanto leer y es muy buena.

Bueno, me despido comentandote que no me gustan los gatos por que aparte de latosos no son leales y deseandote un buen día.

Me saludas a tu pequeña niña.

Hasta Luego.
Atte:
LJ

Saludos desde Neza, tierra natal del Coyote Hambriento.
:P

Bar dijo...

Pues suena bien bonito, de hecho lo es pero al llegar a la parte de:

"mi táctica es ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos"

¿Quién se avienta?, ¿Quién es capaz no solo de aceptar la transparencia sino la opacidad del otro?, ¿Quién es capaz de abrirse a tal grado que se pueda prescindir del simulacro?

Aunque de que se puede se puede.

Besos estratégicos

Vidita dijo...

Estimado Gaider! Oiga es un placer leerlo en este blog. Bienvenido. Ojalá no sea la única vez que me visite. No he leido las bodas...ya me lo recomendaron chorrocientas veces y no he comprado el libro o buscado en mi e-biblio...usted tiene gustos más complejos, oscurillos y exquisitos ehhhh...

Se supone que los gatos no son leales, y de hecho en el siglo XIV y XV por eso los mataban pues los suponían objetos del demonio, sobre todo a los negros, pero he recibido amplio amor de mis gatos que han sido pocos, pero eso sí FIELES y grandes compañeros desde mi infancia.

Por cierto a mi hija le gustan tambien mucho los gatos, aunque los perros pequeñitos no le desagradan...

Besitos mi estimado COYOTITO.

Vidita dijo...

Bar:
La respuesta es simple, se avientan las personas o demasiado INGENUAS -como es mi caso- o demasiado pendejas...

Aqui la cuestión también se centra en algo que me sorprende de lo que escribes "¿quien es capaz de soportar la opacidad del otro?" Eso asusta Bar, sobre todo cuando tienes a lado a una pareja lo suficientemente cínica para decirte que no te esta ofreciendo nada, que lo que hay es lo que ves, que jamás te engañaría por que es tan transparente o tan complejo que no puedes desenmarañar ese nudo de sentimientos que te provoca, como un especimen raro, digno de análisis...entonces deseas SIEMPRE estar a su lado, aunque aquello carezca de explicación alguna...

Besos opacos...

VERÓNICA MAZA dijo...

Un gran poema, Vidita.
Este otro, también de Benedetti, me gusta mucho también.

Nuevo canal interoceánico


Te propongo construir
un nuevo canal
sin esclusas
ni excusas que comunique por fin
tu mirada
atlántica
con mi natural
pacífico.

Besos!!

Viviana dijo...

Me ha gustado mucho este poema. He de confesar que Benedetti no ha sido nunca mi hit, pero el poema está padrísimo.

Con respecto al cuestionamiento de los simulacros en las relaciones yo me pregunto que tanto se puede vivir sin ellos. Creo que siempre buscamos que el otro nos de, nos regrese, sea recíproco. Y ahí ya ahí simulacros...

En fin, que filósofica. Saludos Vidita. Sigue poniendo poemas tan padres...

Vidita dijo...

Vero, ese poemínimo esta de poca madre!!! Me recordó a una carta que envié a mi boyfriend hace años en donde yo me representaba como playa y a él como maremoto, y sus olas que me mojaban por completo...obvio había un mensaje subliminal profundamente sexual, que sólo él y yo sabíamos...

:)

Besos húmedos

Vidita dijo...

Viv, tienes mucha razón cuando dices que esperamos que el otro nos dé, que el amor sea recíproco y ahí ya hay un simulacro...ERES GRANDE VIV!

Por que es imposible medir el amor como en una balanza de entre que parte da mas o como mantener en equilibrio una relación...el que ama más, siempre es queien termina llorando o sufriendo más cuando aquello acaba...

NAda es para siempre, decían sus ojos tristes...SNIF, SNIF...ya ves, me removiste algunos fantasmillas que volvieron a revolotear como palomillas al encender un bulbo.

Besitos trémulos

loslibros dijo...

Hoy en día parece que todo es táctica y estrategia, pero lo mejor es la sorpresa, como este blog.
Bonito....

Vidita dijo...

GRacias Toronaga. Visita cuando quieras ok? ya te había abandonado un poquito sorry. Pero ya escribi con respecto a MAnkell y la quinta mujer :)